martes, 1 de enero de 2013

Galletas de bastones de caramelo


Bueno, pues si me descuido se me pasan las Fiestas de Navidad sin publicar mis recetitas. Estas galletas las hice antes de tener mi Kitchen Aid, así que la receta es la normal y la glasa está hecha con las varillas eléctricas.
Las galletas las hice para felicitar las fiestas a mis amigos y compañeros, y para que Natalia las repartiera entre sus amigos en el colegio, son galletas de jengibre, que me recuerdan tanto a la Navidad.... aunque se pueden hacer en cualquier epoca del año, las hago poco y sólo en Navidad, fijaos que cosas porque resulta que a los niños les han encantado.
Aprovecho para felicitaros las fiestas a todos.

Feliz Navidad!! y Feliz Año Nuevo a todos.

Aquí os dejo la receta que es la misma de los hombrecitos de jengibre.

Ingredientes:
5 tazas de harina (750 grs.)
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de clavo en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de sal
230 grs. de mantequilla ( a temperatura ambiente)
1 taza de azúcar (220 grs.)
1 huevo
1 taza de melaza (el tarro entero de la de mercadona)

Preparación:
En un bol ponemos la harina tamizada y añadimos el jengibre, la canela, el calvo, el bicarbonato y la sal y lo mezclamos todo.
En otro bol ponemos la mantequilla con el azúcar y lo batimos con las varillas hasta obtener una pasta esponjosa.
Añadimos el huevo y la melaza, y seguimos batiendo, hasta que queden incorporados los ingredientes y poco a poco vamos añadiendo la harina hasta conseguir que nos quede una masa parecida a la de las galletas de mantequilla (ni dura como una piedra, ni que se pegue a las manos).
Envolvemos la masa en film transparente y la ponemos en el frigorífico un mínimo de 1 hora antes de ser usada (yo por cuestiones de organización siempre la dejo de un día para otro).
Podemos guardarla durante 2 días refrigerada o si lo deseamos congelarla.
Precalentamos el horno a 180˚.
Ponemos la masa entre dos trozos de plástico de cocina transparente, y con la ayuda de un rodillo la estiramos hasta conseguir el espesor que más nos guste
Cortamos las galletas con moldes de formas y  las colocamos con cuidado en una bandeja de horno con papel de horno.

Si queremos hacerlas para colgar, ahora es el momento de hacerles el agujerito con un palillo.

Se hornean en aproximadamente 12 minutos en la parte media-baja de nuestro horno, aunque esto es como siempre, va en función de horno, al principio parece que es poco tiempo y que pueden estar crudas, pero cuando se enfrían están en su punto y perfecto.
Las sacamos del horno, las dejamos unos 2 o 3 minutos en la bandeja de hornear y a continuación las pasamos a la rejillas para terminar de enfriarlas allí.
Y por último las decoramos.

Para la decoración:
250 grs. de azúcar glass
1 clara de huevo
Colorante alimenticio

En un bol ponemos la clara de huevo y la mitad del azucar glass (previamente tamizado) y mezclamos bien con movimientos envolventes, a continuación ponemos la varillas eléctricas y mezclamos a velocidad baja-media y vamos añadiendo el azúcar poco a poco (podemos añadir un chorrito de zumo de limón para que la mezcla quede más blanca y da un saborcito muy rico)
La consistencia que nos debe quedar es la de una pasta de dientes para el delineado y consistencia miel-yogurt para el relleno.
Separamos la glasa en tantos bols como colores queramos hacer y añadir el colorante deseado a cada uno, mezclar y a decorar con ayuda de unas mangas pasteleras con boquillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada