domingo, 21 de octubre de 2012

Ravioli de nueces y gorgonzola con salsa de champiñones


Las recetas de pasta son tan agradecidas, me encanta, no os asustéis cuando veáis tanta letra, porqué es mucha palabrería pero una vez puestos no es para tanto y el resultado es buenísimo, ahora eso si hay que tener una maquina para estirar la pasta (para mi es imprescindible) y no hace falta que sea carísima con una normalita nos arreglamos.

Ingredientes:
(para el relleno)
200 grs. de queso gorgonzola
100 grs. de nueces peladas
1 cucharada de leche o nata

(para la pasta):
1 huevo (preferiblemente a temperatura ambiente)
100 grs. de harina de fuerza
una pizca de sal
1 cucharadita de aceite

(para la salsa):
50 grs. de champiñón
1/2 cebolla
100 ml. de nata para cocinar
Sal y pimienta

Preparación de la pasta:
(Manual)
En una tabla de madera o en un bol hacemos un volcán con la harina y ponemos dentro los huevos y el resto de los ingredientes, si los usamos.
Amasamos de dentro hacia fuera hasta tener integrada toda la harina y continuamos amasando hasta tener una masa elástica que no se pegue a las manos, si vemos que la masa está muy húmeda podemos añadir algo más de harina y si es al contrario, que la masa está muy seca podemos añadirle una cucharada de agua.
(En máquina de hacer pan)
Ponemos los ingredientes en la cubeta por este orden: huevos, aceite, sal y harina, y seleccionamos el programa para pasta.
Desde aquí el procedimiento es el mismo.


Dejamos reposar la masa unos 15 minutos como mínimo en un bol tapada con un trapo.
Pasado este tiempo cortaremos porciones de 50 gramos y procederemos a estirarla con la máquina.
Primero pasaremos por la abertura más grande unas ocho veces doblando en 3 sobre si misma cada vez y espolvoreando con harina la masa las veces que sea necesario, es mejor así que no arriesgarnos a que se nos pegue a los rodillos.
Después pasaremos por los rodillos una vez por cada punto hasta llegar al más fino o al punto deseado. Así con toda la masa que dejaremos tapada con un trapo mientras acabamos.

Preparación del relleno:
Picamos las nueces al gusto, a mi me gusta encontrarme los trozos de nueces, así que, no las machaco mucho.
A parte mezclamos el queso con un poco de nata o leche, hasta que quede una mezcla homogénea (yo lo he puesto 5 segundos en el microondas porqué no había manera)
A continuación mezclamos bien, dejamos reposar una media hora en la nevera (o más, yo lo hice la noche anterior) y ya podemos rellenar nuestra pasta.

Preparación de la salsa:
Troceamos la cebolla y la sofreímos hasta que esté blandita y transparente.
Limpiamos y troceamos los champiñones y los rehogamos durante 3 minutos, salpimentamos y añadimos la nata y dejamos cocer 5 minutos todo junto. 
Esta salsa la podemos servir tal cual o triturarla para que quede más fina, yo a veces la trituro como ahora y otras veces no para encontrar trocitos de champiñón, de las dos formas es deliciosa. Otra salsa para acompañar esta pasta es utilizar salsa de queso o simplemente con un chorrito de aceite de oliva y un poco de parmesano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada