miércoles, 23 de abril de 2014

Hoy os traigo dos entradas, cómo se nota que no he trabajado ¿eh? ja, ja, ja... Hoy es San Jordi y aunque la rosa de San Jordi por excelencia es la rosa roja, yo os traigo las rosas que tengo en las macetas de mi huerto que aunque lo he tenido bastante abandonado, sigue dándome alegrías como las de estas preciosas rosas de color rosa, mi favorito.

Besitos para todos

Cupcakes de chocolate y frambuesa de amor


Hoy os traigo unos minicupcakes que preparé para el fin de semana de enamorados. Aprovechando que hoy es San Jordi que también es el día del amor.
Siempre me quejo de que el buttercream de los cupcakes me queda terroso, o que hace criki-criki cuando lo mastico, da igual el tipo de azúcar que ponga, incluso compré contra mis principios una bastante cara 6€ el kilo me costó!! y ni por esas, he probado a batir 10 minutos, total como la que bate no soy yo que es mi ayudante de cocina (Kitchen Aid) que aparte de ser bonita es super eficaz, también he probado a añadir algo más de leche, que por cierto no ha sido un acierto porque luego se me desparramaba todo el buttercream. Pero el otro dia pensé como quedará con sacarina líquida? Yo la uso para muchas cosas, se la pongo a la leche, al yogurt cuando no es azucarado (no soporto el criki-criki del azúcar en mi boca), a las fresas partidas en trozos (por lo mismo no me gusta nada el el criki-criki del azúcar en mi boca) y esta vez el resultado ha sido muy satisfactorio, un buttercream suave y cremoso.

También ya puestos he pensado que por qué tenemos que poner tanto azúcar a las masas y tanta mantequilla? Para el buttercream es lógico ya que es el ingrediente principal pero¿ para unos cupcakes?!! Así que decidí bajar las cantidades de ambas cosas, para el dulzor añadí unas gotitas de sacarina líquida y el resultado ha sido muy, muy bueno unos cupcakes ligeros y esponjosos y que se han mantenido tiernos durante 1 semana, he guardado unos cuantos durante unos días expresamente para hacer la prueba.

Ingredients:
125 grs. de harina con levadura
60 grs. de azúcar
60 grs. de mantequilla
180 grs. de ganache de chocolate (90 de chocolate negro y 90 de nata de postres)
2 huevos


Buttercream:
200 grs de mantequilla
2 cucharadas de pasta de frambuesa
1 cucharada de sacarina líquida

Preparación:
Precalentamos el horno a 180º y preparamos una bandeja especial para cupcakes con los papelitos.
En el bol de la Kitchen Aid ponemos la mantequilla con el azúcar y batimos con las varillas hasta que la mezcla esté cremosa, unos 3 minutos a velocidad media. Añadimos los huevos uno a uno si seguimos batiendo con la pala a velocidad media-alta, agregamos el ganaché tibio y batimos hasta que esté completamente integrado, por último añadimos la harina tamizada y batimos hasta acabar de integrar.


Para preparar el buttercream:
Con un tenedor mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente y la sacarina líquida y una vez integrada la batimos con la pala durante un minuto a velocidad baja y 4 minutos a velocidad media hasta que esté bien cremosa. Añadimos la pasta de frambuesa hasta que esté totalmente integrada. Ponemos la crema en una manga pastelera con la boquilla rizada y a decorar.

Superfácil, no? y así acabamos con el criki-criki en los dientes que tan poco me gusta.

viernes, 18 de abril de 2014

Tarta Kit-Kat con fresas

Lo reconozco, soy incapaz de quedarme con una sola foto de esta preciosa tarta Kit-Kat y es que  en las tres versiones que hice está tan bonita!! Con fresas cortadas, con fresas enteras o sin fresas.
Decidme vosotros cual os gusta más de todas.

Ingredientes:
(para el bizcocho con un molde de 16cm)
3 huevos a temperatura ambiente
150 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
150 grs. de azúcar
225 grs. de harina con levadura (tipo bizcochona)
22 barritas de Kit-Kat mini

Ingredientes del ganaché:
100 grs. de nata para postres
100 grs. de chocolate negro

Preparación del bizcocho:

Es un bizcocho MSC (Madeira Sponge Cake) o bizcocho esponjoso de Madeira que es el que siempre utilizo ya sabéis se puede hacer desde un bizcocho pequeñito o más grande con  sólo con multiplicar los ingredientes por cada huevo, os recuerdo por cada huevo, 50 gramos de mantequilla, 50 gramos de azúcar y 75 de harina con levadura, para este en concreto he utilizado 3 huevos.

En el bol de la Kitchen Aid y con la pala batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede esponjosa y más blanquita yo la tengo 5 minutos, después añadimos los huevos uno a uno, no añadiremos el siguiente hasta que el primero esté totalmente integrado y por último añadimos la harina tamizada, yo la añado de una sola vez y la bato unos segundos porque la harina se integra enseguida. Queda una pasta muuuy densa, la ponéis en un molde forrado con papel de horno y lo llevamos a horno precalentado a 170ºC durante 40 minutos a una hora, hasta que al pincharlo con un palillo el centro salga limpio. 
Lo dejaremos enfriar y lo envolvemos con papel film y lo dejamos reposar durante 24 horas como mínimo.
Lo cortamos en dos o tres capas y lo calamos con un almíbar ligero (sólo las capas interiores)

Preparación del ganaché:
En un cazo ponemos a hervir la nata y cuando hierva, la retiramos del fuego y añadimos el chocolate en trozos. Dejamos reposar unos minutos y removemos con una cuchara hasta que se integre completamente.  Y lo dejamos entibiar hasta que adquiera una consistencia como la de la nocilla. 

Para montar la tarta ponemos una capa de chocolate entre capa y capa de bizcocho y acabamos forrando la tarta con el chocolate restante para que quede lo más lisa posible, pero tampoco tenemos que obsesionarnos mucho porque después las barritas de Kit-Kat tapan las imperfecciones y las fresas también, pero siempre es mejor que quede lisita.
Ponemos las barritas alrededor de toda la tarta y las sujetamos con un lazo mono, no tiene más secreto, las fresas mejor ponerlas en el último momento para que se vean más frescas y brillantes, pero la tarta yo os aconsejo que la dejeis de un día para otro o más que está más rica.


martes, 15 de abril de 2014

Pizza de amor

En más de una ocasión os he comentado lo poco original que soy, que es cierto, pero creo que lo que me pasa es que soy clásica, muy clásica y por eso para cenar el sábado del fin de semana de enamorados decidí hacer una pizza con forma de corazón, la cual rematé con unos corazones de jamón de york, de verdad no me digais que no os gusta, ya se que está más visto que el TBO, pero es mona a rabiar.

Y siguiendo con el clasicismo, algunas veces le he comentado a César que algún día teniamos que probar otra receta de masa de pizza, porqué esta la llevamos haciendo desde el 2008, casi cada semana y siempre es la misma, pero como yo siempre digo si algo sale rico para que cambiar ¿no?
Os dejo la receta que ya nos la sabemos de memória.


Ingredientes:

400 grs. de harina de fuerza
200 grs. de agua25 grs. de levadura fresca
50 grs. de aceite de oliva
1 cucharadita de sal

Preparación:
Ponemos dentro de la panificadora los ingredientes por este orden: el agua tibia, la levadura, el aceite, la harina y la sal en un rinconcito.
Ponemos el programa de amasado. Dejaremos levar 30 minutos fuera de la amasadora tapada con un trapo. La estendemos en una placa de horno forrada con papel de horno y un chorrito de aceite.
Rellenamos al gusto y horneamos durante 30 minutos en horno precalentado a 200ºC.

Preparación manual:
En un bol ponemos la harina y le hacemos un hueco, donde pondremos el aceite, el agua tibia y la levadura fresca, desleida previamente con un poco de agua tibia. Mezclamos bien primero con una cuchara y después con las manos, amasamos bien la masa durante unos 10-15 minutos hasta formar una bola. Dejaremos reposar la masa en el bol tapada con un trapo durante 30 minutos.A partir de aquí podemos seguir los pasos de la anterior preparación.


domingo, 13 de abril de 2014

Desayuno de enamorados

El sábado 15 de febrero dentro del fin de semana de los enamorados, nos levantamos con este rico y calórico desayuno de enamorados con una torre de doughnuts (lo pongo así para especificar que no son de Panrico porqué en esta casa nos hemos sumado al boicot que se está haciendo a dicha marca para expresar nuestro rechazo al ERE y a los 154 despidos), unos cupcakes de frambuesa y chocolate y un sencillo café con leche pero adornado para la ocasión con nata y canela, que siempre le da un puntito ¿verdad? y unas rosas frescas de color rojo por supuesto y unos globos en forma de corazón que compré especialmente para este día.
Aquí veis la torre de doughnuts coronada con una guirnalda de corazones rojos.

El café con leche con nata y canela uhmm!

Los minicupcakes de chocolate y frambuesa.

Aquí veis otra perspectiva desde la que parece que sale un corazón del cupcake.

jueves, 10 de abril de 2014

Fin de semana de los enamorados

Hola, ahora para que vayáis abriendo boca os dejo con unas fotos de nuestro fin de semana de los enamorados, ya se que voy con retraso pero eso ya no es nada nuevo, ja, ja, ja...

Como podéis ver está la tarta Kit-Kat en tres versiones diferentes y es que la hice con diferentes presentaciones de las cuales no sabría con cual quedarme ¿verdad? todo tan mono, tan romántico, tan dulce!! Bueno también hubo alguna cosa salada como la pizza de corazón que veis más abajo, todo para dar un toque especial y celebrar algo como a mi me gusta.

Ah! y el desayuno romántico del sábado ¿qué os parece?

Besitos




martes, 8 de abril de 2014

Galletas de patitos para Carlota

Para celebrar el segundo cumpleaños de Carlota hice también estas galletas con un 2 en los que he vuelto a utilizar la técnica wet on wet (húmedo sobre húmedo) qué tan bonita me parece y que creo recordar que la primera vez que la utilicé fue precisamente para las galletas del primer cumpleaños de Carlota que tenéis aquí y también hice unos bonitos patitos a juego con la tarta.


Ingredientes:
300 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
200 grs. de azúcar
2 huevos
600 grs. de harina
1 cucharada de esencia de vainilla


Preparación:
En el bol de la Kitchen Aid (KA) ponemos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en dados con el azúcar y batimos a velocidad baja durante 2 minutos.
A continuación añadimos los huevos uno a uno sin parar la máquina (como me gusta hacer esto), añadimos la esencia y batimos 2 minutos más.
Por último añadimos la harina (para este paso si que he parado la máquina, ja, ja, ja... para que no me envolviera una nube de polvo) y batimos a velocidad 2 unos 4 o 5 minutos.
Dividimos la masa en 3 partes y la estiramos con la ayuda de un rodillo,hasta formar una lamina de medio centímetro de espesor aproximadamente, entre dos hojas de papel film transparente y dejamos reposar   la masa en la nevera una hora.
Cortamos las galletas con moldes y las colocamos con cuidado en una bandeja de horno con papel de horno.
Las horneamos 10-15 minutos, hasta que se vean doradas por los bordes pero todavía un poco blancas, porque así cuando enfrían cogen un punto delicioso.
Cuando las sacamos del horno las dejamos reposar 5 minutos en la bandeja de horno, a continuación , las pasamos a una bandeja fría (con el mismo papel de horno, que nos servirá para cambiarlas de bandeja sin tocarlas) y las dejamos enfriar unos 10 minutos y por último las pasamos a una rejilla para que se acaben de enfriar.


Ingredientes pera la glasa:
250 grs. de azúcar glass tamizado
1 clara de huevo (pasteurizada)
Zumo de limón natural o agua
Colorante alimenticio

Preparación de la glasa:
En el bol de la KA ponemos la clara de huevo (esta vez la he puesto pasteurizada) y el azúcar glass tamizado (esto es muy importante, para que luego no nos salgan grumitos que nos atasquen la boquilla), tapamos con la tapa antisalpicaduras y un trapo, por la nube de polvo que se genera) y batimos con el accesorio de varillas a velocidad media hasta que se vuelva totalmente blanco y tenga una consistencia parecida a la pasta de dientes. 
Separamos la glasa en tantos bols como colores vayamos a utilizar.
Añadimos zumo de limón (o agua, poco a poco) a la glasa hasta conseguir una textura parecida a la miel,  las teñimos con los colores que vamos a utilizar en este caso azul y amarillo, y la ponemos en la manga y hacemos el contorno de unas 4 galletas y rápidamente rellenamos todo de color elegido (rellenamos todo de color amarillo). Rápidamente ponemos sobre el color amarillo antes de que se seque unos puntitos de color azul que quedarán perfectamente integrados cuando se seque.